//
Ahora lees:
Boletines de Prensa

Lamentablemente el cierre indefinido del comedor para Migrantes San José Huehuetoca

COMEDOR HUEHUETOCADifusión Cencos México D.F., 27 de agosto de 2012

Boletín de Prensa
OSC de Migrantes

El Comedor para Migrantes San José, en Huehuetoca, Estado de México, comenzó a funcionar a principios del mes de julio de 2012 como un esfuerzo de varias organizaciones de la sociedad civil, profesores, estudiantes y religiosos voluntarios, comprometidos por brindar un espacio de descanso en el que se proporciona apoyo médico de primeros auxilios, alimento, vestido y asesoría en relación a los derechos humanos de las y los migrantes en tránsito por México.

Tras el cierre del Albergue San Juan Diego en Lechería, Estado de México (en un contexto de violencia y xenofobia por parte de instancias del gobierno estatal y municipal, así como de una parte de la comunidad local) Huehuetoca representó otro sitio estratégico de apoyo a esta población vulnerable a pesar de encontrarse a una distancia de 30 km., del lugar en el que la mayoría de las personas migrantes bajan del tren proveniente de las rutas del sur de México.

El Comedor San José comenzó a funcionar como Albergue, sin embargo, después de vivir su primer ataque de intimidación en julio de 2012 y, tras diversos episodios de violencia e inseguridad contra el personal voluntario y los mismos migrantes, se decidió cerrar (en noviembre del mismo año) y comenzar a operar como Comedor (en enero de 2013). En todo este tiempo, el Comedor para Migrantes San José ha representado una opción para mitigar las condiciones de vulnerabilidad y riesgo que las personas migrantes enfrentan en esta parte del país.

En toda la ruta de migración en tránsito, los albergues y las casas de migrantes representan espacios de apoyo para los miles de migrantes durante su estancia en México. En este sentido la labor realizada por distintos colectivos que conformamos este esfuerzo de ayuda humanitaria y defensa de los derechos humanos de las personas migrantes ha significado un reto permanente al estar plagado de complicaciones por intentar funcionar de manera independiente y con base al trabajo voluntario y las aportaciones solidarias de la sociedad civil.

Los hechos:

El 21 de julio de 2012 tres hombres armados dispararon en al menos cinco ocasiones contra las instalaciones del Comedor del Hermano Migrante San José –ubicado a unos 10 metros de las vías del tren-. Afortunadamente no hubo personas lesionadas, sin embargo, a pesar de la gravedad del ataque y de las denuncias interpuestas en las instancias correspondientes, el episodio quedó en el olvido pues nunca se esclarecieron los hechos.

A unas semanas de comenzar las funciones del Albergue San José, un grupo de personas (maras y polleros en colusión con crimen organizado) que cobraban cuota de uso de vía y enganchaban migrantes, se instalaron en las inmediaciones del albergue, hechos que fueron señalados a las policías estatales y municipales sin tener una respuesta eficaz.

En la primera semana del mes de noviembre de 2012 grupos identificados como pertenecientes a la Mara y tratantes de personas ingresaron al albergue San José y el domingo 4 de noviembre, miembros de estos grupos se enfrentaron dentro del albergue, lo que propició una situación de extrema inseguridad y riesgo no sólo para los voluntarios, sino para los propios migrantes. Derivado de este hecho se llevó a cabo el cierre temporal de este espacio.

El 28 de enero de 2013, después de una intensa labor de denuncia y presión hacia las autoridades locales y estatales se reinauguró el espacio ahora en modalidad de Comedor con el compromiso de parte de las autoridades de brindar condiciones mínimas de seguridad para que las y los defensores de derechos humanos pudieran realizar su labor humanitaria y las personas migrantes encontraran un espacio para recibir alimentos, atención médica básica y asesoría en materia de derechos humanos. Compromiso que no se mantuvo de manera permanente.

En febrero de 2013, después de un incidente en el que estuvieron involucrados polleros, asaltantes de migrantes y voluntarios, el comedor sufrió un intento de robo, se levantó el acta correspondiente sin tener una respuesta aún de lo sucedido.

Entre abril y mayo asaltaron a migrantes en el puente San Bartolo, a escasos metros del Comedor, en el mismo lugar también fueron heridas con arma blanca dos migrantes, uno de origen guatemalteco y uno de origen salvadoreño.

A pesar de que los defensores de derechos humanos y el espacio del comedor se encuentran adscritos al “Mecanismo de protección para periodistas y personas defensoras de los derechos humanos” del gobierno federal, el 17 de junio de 2013 se llevó a cabo en las inmediaciones del Comedor un operativo por parte del Instituto Nacional de Migración (INM), la Policía Federal y la Policía Municipal, donde fueron sustraídas dos personas migrantes del interior del Comedor San José y otras 8 de sus inmediaciones violentando claramente el artículo 76 de la Ley de Migración que señala -El Instituto no podrá realizar visitas de verificación migratoria en los lugares donde se encuentre migrantes albergados por organizaciones de la sociedad civil o personas que realicen actos humanitarios, de asistencia o de protección a los migrantes-. Estos hechos fueron denunciados y documentados, sin embargo las instancias correspondientes negaron los hechos. Hasta el momento, la agresión sufrida ha quedado en total impunidad. Cabe destacar que en el operativo fueron detenidas 30 personas en Huehuetoca, en las inmediaciones de las vías del tren y con apoyo de la policía municipal, las cuales fueron deportadas en dos días a sus lugares de origen. Hasta el momento, las autoridades correspondientes no han ofrecido información acerca de estos hechos.

Durante el mes de julio de 2013, se presentaron en la zona de Huehuetoca y en el Comedor, personas ligadas al crimen organizado amenazando nuevamente la integridad física de las personas que laboran en este espacio y de los propios migrantes. En estos días se registraron “levantotes” de migrantes muy cerca del área del Comedor y se ha observado la presencia de diversos grupos criminales en la región, mismos que operan en el municipio. La presencia de varios grupos delictivos en esta región del Estado de México es un hecho ampliamente documentado, incluso reconocido por autoridades estatales como lo señalan diversas notas en los medios masivos de comunicación en donde se documenta que diversos grupos del crimen organizado como La Familia Michoacana, Los Caballeros Templarios, Jalisco Nueva generación y Los Zetas, se disputan el control de plazas en esta porción de la entidad mexiquense. (Ver nota del 09 de agosto de 2013 del Periódico El Universal http://www.eluniversaledomex.mx/home/edomex-territorio-en-disputa-por-cuatro-carteles-.html)

Finalmente el 11 de agosto de 2013, durante la madrugada, las instalaciones del Comedor fueron allanadas y de su interior se sustrajo una computadora que contenía el registro de los migrantes y parte de la infraestructura con que opera el espacio. La denuncia se realizó ante las instancias correspondientes y con poca sensibilidad ante el hecho el acta quedó asentada solamente como “robo a casa habitación”, sin la disposición de un perito para visitar el espacio, sin la activación del mecanismo de protección y sin considerar la labor que ahí se realiza.

 La decisión del cierre:

En este contexto y dado que el Comedor para Migrantes San José es un esfuerzo colectivo desde la sociedad civil y sin ningún respaldo institucional, hoy nos encontramos en una situación de alta vulnerabilidad y riesgo, por tanto hemos decidido llevar a cabo un cierre indefinido del Comedor San José en el municipio de Huehuetoca. El contexto de inseguridad y riesgo creciente nos impide seguir llevando a cabo nuestra labor humanitaria en ese municipio mexiquense. Nos parece que sería un acto irresponsable seguir laborando en tales condiciones, mismas que ponen en riesgo la integridad de las personas que laboran en este espacio y en respeto a todas y todos los que solidariamente han apoyado durante todo este tiempo a través de su trabajo voluntario y sus donaciones en especie.

Lamentablemente el cierre de actividades de uno de estos espacios de apoyo en el país, no sólo representa la cancelación de un sitio donde los migrantes puedan asearse, comer o descansar, sino que además significa un retroceso en el reconocimiento del derecho de defender y promover los derechos humanos de los grupos más vulnerables.

La experiencia del Albergue y Comedor San José en Huehuetoca, refleja las enormes dificultades que enfrentan las iniciativas independientes que buscan promover y defender los derechos humanos de las personas migrantes, así como el ejercer la ayuda humanitaria. Dada la importancia del fenómeno migratorio en este país, lamentamos profundamente que en México no se cuenten con las condiciones mínimas necesarias que permitan brindar una real atención a la población migrante en tránsito.

El proyecto San José representa el esfuerzo de muchas personas solidarias, desafortunadamente para poder continuar con esta labor se requiere además de buenas voluntades, un contexto minimo de seguridad. El cierre de este espacio no significa que nos ausentemos de nuestra labor y renunciemos a nuestro compromiso con los migrantes, simplemente buscaremos otros mecanismos de apoyo a esta población a partir de nuevas estrategias itinerantes que acompañen la movilidad de la población y el trabajo en red con otros comedores y albergues en la zona, buscando abrir otro espacio propio a mediano plazo.

Lo que sucede en Huehuetoca no es un hecho aislado, constantemente a lo largo del país, espacios y defensores ven vulnerada su actividad y apoyo por las amenazas recibidas por el crimen organizado y la falta de voluntad política del Estado Mexicano por impulsar un plan de acción que muestre, más allá del discurso, voluntad política para resolver el clima de violencia que rodea la migración en tránsito de las personas migrantes por territorio mexicano. Las rutas son pocas, y los puntos rojos dentro de esas rutas son claros, sólo falta actuar.

Exhortamos a la sociedad mexicana a conocer el fenómeno de la migración en México, a solidarizarse con las personas migrantes y exigir el cumplimiento de los derechos humanos y el respeto y resguardo de la vida de todas las personas sea cual sea su condición y procedencia.

MIGRAR ES UN DERECHO HUMANO, NINGUNA PERSONA ES ILEGAL
DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS DE LAS PERSONAS MIGRANTES NO ES UN DELITO
SEGUIREMOS TRABAJANDO, NO NOS MOVERÁN

Atentamente 

Colectivo Ustedes Somos Nosotros
Colectivo el KM del Migrante
Colectivo Soy Migrante
Colectivo los Migrantes Nos Necesitan

Información difundida por el Área de Comunicación y Visibilidad de Cencos

Acerca de Cencos

http://cencos.org http://guiaqesq.cencos.org www.libertad-expresion.org.mx

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: