//
Ahora lees:
Boletines de Prensa, Movimientos Sociales

4 años después, la impunidad persiste en San Antonio Ebulá

EbulaAcusa4años-300x225Difusión Cencos México D.F., Martes 14 de agosto de 2013

Carta abierta
Indignación A.C.

Hace cuatro años nos encontramos en la tierra de ustedes, mirándolos mirar lo que quedaba de sus casas. Humeaba todavía entre los escombros de madera y láminas.

Llegamos a San Antonio Ebulá cuando jóvenes con camisetas anaranjadas se subían a unas camionetas tipo pick up y huían. Los vimos irse, riendo. Detrás iba también maquinaria de construcción usada para destruir.

Alrededor todo era destrucción y caos. Árboles tirados, láminas en el suelo, humo… y el azoro de ustedes. Y la rabia asomando. Y la confusión y las narraciones atropelladas y el estado de choque en el que se encontraban algunos, algunas. La escena nos remitía, irremediablemente, a Guatemala y la política de tierra arrasada en los tiempos de la guerra. Nos resultaba increíble ver esto en Campeche, en 2009. Unas semanas antes habíamos visitado el poblado.

Este era el tercer ataque contra San Antonio Ebulá y la destrucción era total. Todas, todos sabían quién era el agresor: Eduardo Escalante Escalante, suegro del extinto Juan Camilo Mouriño. Eso significa que contaba con toda la protección federal. Y contó con la complicidad estatal también. “El dueño de Campeche”, llegó a decir alguien.

El “Potoco”, Gilberto Farfán Talango, lo confesó en la averiguación previa en el Ministerio Público, cuando ustedes lograron que se reabriera la investigación, pues la habían cerrado “por no encontrar delito qué perseguir”. El “Potoco” confesó que Eduardo Escalante lo contrató para limpiar un terreno. Confesó que no, no le mostró orden de desalojo, pero sí una resolución de un juicio civil. Le ordenó destruir las “casuchas” que se encontraban en San Antonio Ebulá.

¿Por qué puede Eduardo Escalante ordenar un desalojo? ¿y por qué puede ser obedecido? ¿y por qué pudo ordenar un desalojo y ser obedecido… impunemente?

El 13 de agosto de 2009 la policía estatal de Campeche estuvo presente. Fue testigo de la destrucción de casas y pertenencias ¡y no intervino!

La Comisión de Derechos Humanos de Campeche determinó que no era un asunto de derechos Humanos porque era entre particulares.

Ustedes estuvieron desplazados en condiciones críticas sin ningún tipo de asistencia pero la Comisión de Derechos Humanos de Campeche no encontró ninguna violación a los derechos humanos. La CNDH, con absoluta negligencia, avaló la resolución.

El Ministerio Público cerró nuevamente el expediente y el procurador, Renato Sales, avaló dicha determinación a pesar que desde que tomó posesión del cargo tuvo el informe que elaboró la Misión Civil de Observación sobre el caso de San Antonio Ebulá y a pesar de que nos entrevistamos con él y le detallamos las violaciones a derechos humanos, los delitos, los agravios mantenidos en la impunidad por el gobierno anterior. Ofreció atender con toda responsabilidad el asunto. Admitió que Eduardo Escalante era una persona muy poderosa en Campeche pero ofreció atender con toda responsabilidad el caso.

Ustedes presentaron más de 26 pruebas, decenas de declaraciones… y aun así Renato Sales determinó cerrar el expediente sin consignarlo ante un juez. Nunca citó a declarar a Eduardo Escalante… pero él cerró el expediente.

Hoy, cuatro años después, un hijo de Eduardo Escalante tiene un puesto estratégico en el gobierno estatal y la hija de Eduardo Escalante, Presidenta Municipal de Campeche, trata con desdén la exigencia de ustedes para que Ebulá sea reconocido como pueblo y hace cuatro años formó parte de la legislatura que eliminó del Código Penal de Campeche el delito de “ataque a un poblado”.

Las tierras que obtuvieron, una pequeña parte de las que habitaban, no cuentan con todos los servicios que requiere una comunidad, a pesar de que el gobierno se comprometió a dotarlos de todos ellos en un convenio apresurado que pretendía más eliminar la protesta que resolver y reparar los daños.

Son cuatro años ya. La procuraduría de justicia cerró el expediente y con eso Renato Sales hizo todavía más deplorable la actuación del gobierno de Campeche y se incluyó entre los actores que les han agraviado.

El juicio agrario no ha concluido después de veinte años.

Ustedes, precisamente ustedes, las y los habitantes de San Antonio Ebulá, pueden mostrar cuán difícil resulta para una persona en México acceder a la justicia cuando es violentada por un poderoso.

Ustedes pueden mostrar, tienen todas las pruebas, que el gobierno cesa su actuar, su autoridad e incumple su obligación, temeroso del poder económico y político de una persona.

Ustedes pueden mostrar y dar a conocer a otros pueblos todos los mecanismos que echa a andar el poder para desalentar a la gente, para sembrar discordia. Ustedes pueden mostrar que un litigio por la tierra puede enredarse durante veinte años y perderse en los torcidos caminos de procuradurías, tribunales, secretarías.

Muéstrenle al mundo cómo es en Campeche la justicia. Cuenten, no sólo lo que ocurrió el 13 de agosto de 2009, sino lo que ha ocurrido estos cuatro años. Los engaños, las ficciones, nuevos agravios cometidos por la Comisión de Derechos Humanos de Campeche, por el gobernador, por el procurador Renato Sales.

Todas las instituciones del estado han fallado y se han aliado para proteger al agresor. Hagan ustedes que esto no sea posible nunca más.

No, no son ustedes los que fallaron, ni su causa la que falló: el estado mexicano exhibe en Ebulá su derrota al mostrarse incapaz de hacer justicia y reparar los daños, al mostrarse tan débil frente al dinero, tan temeroso frente a un empresario.

Ustedes empezaron un pueblo nuevo en la tierra recuperada. Así hay que hacer de nuevo la justicia.

El camino sigue.

La rabia en la mirada también marca una ruta.

Continuamos.

Equipo Indignación A.C.

Conoce más sobre Indignación A.C. aquí

13 de agosto de 2013

Información difundida por el Área de Comunicación y Visibilidad de Cencos

Acerca de Cencos

http://cencos.org http://guiaqesq.cencos.org www.libertad-expresion.org.mx

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: